Cienfuegos, miles de heridas

El General Salvador Cienfuegos Zepeda, ex Secretario de la Defensa Nacional del gobierno de Enrique Peña Nieto, fue detenido por cargos de narcotráfico y lavado de dinero por parte de la Drug Enforcement Administration (DEA) en el aeropuerto internacional de Los Ángeles, California y quedó bajo custodia de las autoridades estadounidenses.

La acusación contra Cienfuegos se decreta en Nueva York y bajo la jurisdicción de la Corte Federal del Distrito porque se le señala como cómplice de los Beltrán Leyva en la exportación de toneladas de cocaína, heroína, metanfetamina y mariguana a Brooklyn.

Dicha detención es inédita en la historia política de nuestro país, ha levantado muchas suspicacias y caído como un balde de agua fría para muchos políticos mexicanos y altos mandos militares en un momento clave en el que se renovará la Presidencia de los Estados Unidos de América y en el que próximamente en 2021 se vivirá una concurrida jornada electoral en México donde las fuerzas políticas se disputarán el futuro inmediato del país.

Naturalmente han surgido diversas opiniones (muchas encontradas entre sí) sobre el trasfondo que hay en la detención, la lectura entrelíneas, el impacto político, los intereses trastocados y muchas cosas más. Aquí brevemente dos teorías.

Negociación bilateral entre Trump y AMLO. En el entendido de la buena relación política mostrada durante la presente gestión de ambos mandatarios, pudiéramos suponer que la visita de Andrés Manuel López Obrador a los Estados Unidos no fue en vano y en ella acordó diversos temas con Donald Trump, entre ellos la detención de altos mandos de funcionarios mexicanos involucrados con temas de narcotráfico, lavado de dinero y corrupción en sexenios pasados. Puede suponerse que el general haya sido chivo expiatorio producto de una negociación en las cúpulas del poder.

Desconfianza del gobierno de EUA hacia el gobierno de México. Que el gobierno de México no haya sido notificado de la existencia de la Operación Padrino hasta el momento del arresto del general, pasando por alto el sistema de justicia mexicano y todas sus instituciones. Es posible que el general no contara con información de su acusación y fuera sorprendido en territorio norteamericano mientras vacacionaba con su familia.

Independientemente de cuál teoría es la más cercana a la realidad es muy oportuno preguntarnos:

  • ¿Qué implicaciones tendrá para alto mandos del ejército y para la añeja clase política esta detención?
  • ¿Fortalece al Presidente o le genera desconfianza al interior del ejército ahora que en su gobierno les ha encargado múltiples labores?
  • ¿Será todo esto parte de la limpieza a las instituciones públicas que desde campaña Andrés Manuel López Obrador promete con empeño o en esta ocasión fue solo un testigo?
  • ¿Se rompió el pacto de impunidad Peña Nieto-AMLO o nunca lo hubo?
  • ¿Qué otros personajes estarán en la lista de espera a causa del juicio de El Chapo Guzmán?
  • ¿Cuándo habrá voluntad de reformar nuestro corrompido poder judicial?
  • ¿Hasta dónde llega el intervencionismo americano en nuestro territorio?
  • ¿Este tipo de acciones abonan a nuestro Estado de Derecho o vulneran nuestra soberanía?

Por lo que se alcanza a ver, el caso Cienfuegos traerá consigo miles de heridas, rompimientos y re acomodos en la vida política e institucional mexicana previo a las elecciones donde se pondrá a prueba la solidez del proyecto de la Cuarta Transformación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s